GINEBRA ARTESANA, FRESCA, DESCARADA, CASTIZA Y CANALLA.

DEMANILA ES DE MADRIZ

 

– ¿Dónde vas con mantón de Manila?

¿Dónde vas con vestido chinés?

– A lucirme y a ver la verbena

y a meterme en la cama después.

 

La verbena de la Paloma – 1894          

GINEBRA ARTESANA, FRESCA, DESCARADA, CASTIZA Y CANALLA. DEMANILA ES
DE MADRIZ.

GINEBRA ARTESANA, FRESCA, DESCARADA, CASTIZA Y CANALLA.

DEMANILA ES DE MADRIZ

– ¿Dónde vas con mantón de Manila?

¿Dónde vas con vestido chinés?

– A lucirme y a ver la verbena

y a meterme en la cama después.

La verbena de la Paloma – 1894          

GINEBRA ARTESANA, FRESCA, DESCARADA, CASTIZA Y CANALLA. DEMANILA ES
DE MADRIZ.

Demanila nace con la intención de trasladar la esencia de Madriz a una Ginebra; lo viejo y lo nuevo, el cuidado de lo artesanal, la tradición canalla, su alma y frescura, su aire irreverente y la amabilidad y el descaro de su gente.

Madriz es el caos de sus avenidas y los paseos en calma por sus callejones, los días que se alargan hasta la madrugada con planes sin planes.

Un Madriz que no duerme, pero sueña siempre.

Los matices de "Madriz"

Mejorana

Matices de pino y cítricos.

Enebro

Notas amargas, aroma a bosque de coníferas.

Cardamomo

Sutil toque picante y fresco.

Citronela

Intensa y fresca presencia de limón.

Canela

Sabor dulce y leñoso.

Naranja

Dulce, ácido y agradable.

Macerando los botánicos en una base de alcohol vínico y destilando el 100% del producto en un antiguo alambique de cobre.

Sacrificamos el último filtrado en el proceso de producción manteniendo así los aceites esenciales.

El resultado es un producto sorprendente y sedoso, que nos permite apreciar todos sus matices: desde la frescura picante del cardamomo y la dulzura de la naranja, al aporte especiado de la canela.

Fabricación.

Macerando los botánicos en una base de alcohol vínico y destilando el 100% del producto en un antiguo alambique de cobre.

Sacrificamos el último filtrado en el proceso de producción manteniendo así los aceites esenciales.

El resultado es un producto sorprendente y sedoso, que nos permite apreciar todos sus matices: desde la frescura picante del cardamomo y la dulzura de la naranja, al aporte especiado de la canela.

Pero Demanila no es solo eso, es más que una ginebra:

Es Madriz, su gente, sus calles…. dentro de una botella. Es levantarte un sábado y dar un paseo por los jardines del Buen Retiro. Es el aperitivo en la Plaza Mayor y ver como una pareja baila el chotis (encima de una baldosa, como debe hacerse). Es sentarse en La Latina con los colegas, los días de planes sin planes. Sabiendo con quién y dónde empiezas, pero nunca con quién y dónde acabas. Es terminar en el bar más canalla de Malasaña.

¿Hablamos?

    Verificación de edad Esta web necesita que verifiques que usted es mayor de edad. En caso contrario, por favor, pulsa SALIR